Amapola amarilla, rareza botánica en la sierra de O Courel

En la zona crece la planta poco común y exclusiva de Europa occidental que es uno de los símbolos nacionales del País de Gales

La biodiversidad vegetal es uno de los grandes valores naturales de la sierra de O Courel, donde los científicos han podido catalogar más de ochocientos especies de plantas y árboles. Entre las muchas singularidades botánicas de la zona se encuentra la poco común amapola amarilla. El nombre vulgar de la especie indica que pertenece a la familia de las papaveráceas -plantas herbáceas ricas en látex-, al igual que las conocidas amapolas rojas. Su nombre científico, Meconopsis cambrica, hace referencia a Cambria, nombre latino del País de Gales, donde esta planta goza de gran popularidad.

La especie solo está presente en este país y en otras regiones de Gran Bretaña, así como en Irlanda, Francia y la Península Ibérica. En inglés se llama precisamente Welsh poppy o amapola galesa. Desde el año 2006, el partido nacionalista galés Plaid Cymru utiliza esta flor amarilla como símbolo en su logotipo oficial. En otros países es ampliamente cultivada como planta de jardín, pero en Galicia es muy poco frecuente.

En la sierra de O Courel, las amapolas amarillas solo se puede encontrar en la parte baja del bosque de la Devesa da Rogueira y en el valle del Lóuzara, que forma parte de la misma área biogeográfica aunque pertenece administrativamente al municipio de Samos. A esta última zona pertenecen los ejemplares que se pueden ver en las imágenes junto a estas líneas. Fueron localizados en las proximidades de Santalla de Arriba, cerca de un camino que lleva a la localidad de Vila do Castro.

Santalla de Arriba

Santalla de Arriba

 

La amapola amarilla crecen en bosques de frondosas y zonas umbrías con bastante humedad, entre los 800 y los 1.700 metros de altura. Prefiere los suelos calizos, aunque también se pude desarrolla en los terrenos con silicios ricos en nutrientes. Estos ejemplares fueron fotografiados en bosque mixto de frondosas y castaños, en una franja caliza procedente de la sierra de O Courel que atraviesa el valle de Lóuzara.

La corola de la planta está formada por cuatro pétalos de gran tamaño y provistos de un intenso y brillante color amarillo, haciéndola muy vistosa y llamativa. Esta coloración incita la visita de los insectos polinizadores e incluso cuando las condiciones de luz son escasas. Aunque el amarillo es el color más frecuente en esta especie, en algunos casos la tonalidad puede ser más anaranjada.

Látex tóxico

Si se secciona el tallo de la planta, segrega un látex de color amarillo y de propiedades tóxicas, que supone una medida de protección contra los animales herbívoros. Hay que señalar que las zonas de sierra de O Courel donde crece esta especie pertenecen a la Red Natura, un espacio en el que está prohibido recolectar plantas silvestres y sobre todo las especies raras.

La especie solo está presente en la península, Francia y las Islas Británicas

More...

admin julio 27, 2015 Noticias