Hallan 2.700 millones de hectáreas con árboles en zonas áridas

Alrededor de 2.700 millones de hectáreas con árboles han sido detectados en zonas áridas del planeta, según un primer estudio realizado a nivel mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Danilo Mollicone, experto forestal de la FAO, destacó este viernes en un acto por el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía que han observado que de esa superficie, unos 1.079 millones de hectáreas pertenecen a bosques y el resto a otros tipos de áreas forestales.

 Esas cifras están por encima de lo que hasta ahora se había estimado y los estudios existentes no son comparables por las distintas metodologías utilizadas, según Mollicone.
 Bosque semiarido en la península de Santa Elena - Ecuador (By No machine-readable author provided. Alfredobi assumed (based on copyright claims). [Public domain], via Wikimedia Commons.

Bosque semiarido en la península de Santa Elena – Ecuador (By No machine-readable author provided. Alfredobi assumed (based on copyright claims). [Public domain], via Wikimedia Commons.

En 1980 por ejemplo, se estimaba que los bosques en zonas áridas sumaban 735 millones de hectáreas.

En esta ocasión, la FAO se integró con instituciones de todo el mundo, empleando a más de 200 personas capaces de interpretar unas 214.000 muestras obtenidas de imágenes aéreas y satelitales con el objetivo de estudiar la degradación a lo largo del tiempo.

El especialista destacó que tradicionalmente se ha subestimado la superficie forestal en las zonas áridas del planeta. “Antes no éramos capaces de detectar estos bosques porque no estaban en el radar, por lo que no podemos saber cuán grande está siendo la pérdida de cubierta forestal”, sostuvo.

Mollicone puso los ejemplos del Sahel, Botsuana, Somalia y Etiopía en África, donde podría parecer que existen pocos bosques cuando en realidad hay muchos. Se calcula que el 45 por ciento de la superficie terrestre, a excepción de la Antártida, son tierras áridas, agregó.

Según el estudio de la organización, que todavía se encuentra en análisis, Asia Central, Oriente Medio y el norte de África son las tres regiones del mundo que tienen menos del 1 por ciento de las tierras cubiertas con árboles.

Así como las praderas son más comunes en África, en Asia tienen más áreas cultivadas y, según Mollicone, están mejorando su modelo agroforestal con la introducción de árboles en las plantaciones.

A su juicio, conocer la vegetación en las zonas áridas permitirá realizar trabajos de reforestación más precisos y eficientes, así como gestionar la extensión de la agricultura y luchar contra la degradación de los recursos naturales.

Fuente:EFE/Eltiempo.com
More...

admin junio 19, 2016 Noticias